Ejercicios literarios

11.10.16

Son puros ejercicios que algún día se convertirán en un libro. Después de una conveniente maceración, decenas de reescrituras y algo de buena vista, y de conmiseración. Estos escritos no tienen otra intención que ejercitar el vicio de escribir, porque su posibilidad de perdurar es baja. Da cuenta de esta volatilidad la cantidad de cosas que he destruido. Quizás ponerla en el ciberespacio las salve de la destrucción. Por lo demás, muy pocas cosas merecerán salvarse, como no sea el empeño puesto y la alegría de hacerlo.

Hasta otro día.