El arte del arte

Existen, en cualquiera de las ramas del arte, tantas expresiones como artistas hay. Eso de reunirlos en escuelas o movimientos o estilos es una convención para poder vincularlos unos con otros, por una fiebre catalogadora inexplicable a estas alturas de la cultura. Y cuando se acaban las categorías inventamos nuevas. Es el caso de Houllebecq, a quien definen como miembro de la “nueva narrativa francesa”, categoría inútil si las hay.

Estoy leyendo su novela El mapa y el territorio, premio Goncourt 2010. Me parece buena hasta el momento, aunque dista mucho de ser la genialidad que me dijeron que era.