Como somos

Hay algo que llama la atención en la especie humana. Nos cuesta imaginarnos el amor, como se siente, como se percibe. Pero sabemos perfectamente como es el terror, a qué huele, nos podemos imaginar como lo sentimos. Es por eso que sabemos que necesitamos un gobierno. Siempre.

Reflexión sobre el deber

No podemos ser libres. Esto no es una constatación política ni un manifiesto liberal. No podemos ser libres porque la libertad absoluta mataría la dicotomía fundamental entre deber y querer. Nuestro espíritu tiene que sostener una tensión permanente entre lo que debo hacer (ahora/mañana/finalmente) y lo que quiero hacer (ahora/mañana/algún día). Nos inventamos esa dualidad de impulsos opuestos. Estamos acostumbrados desde un poco más que niños a vivir con esa contradicción interna. Eliminarla sería vivir en la unidad, cosa que no sabemos hacer.

Sigue leyendo